Idioma
ic es gb



Si se está promocionando una empresa o servicio a través de los motores de búsqueda y de las redes sociales, realizando campañas de SEM o pago por clic en varias plataformas como Adwords o Bing. Los anuncios usados están cuidadosamente estudiados, pero no se está llegando a atraer a clientes potenciales, o se están obteniendo resultados mínimos y se requiere una optimización digital. Analizamos algunos de los errores a evitar para ayudar a ahorrar dinero y tiempo en campañas de marketing digital que no llevan a ninguna parte.


Elegir la plataforma incorrecta

No es recomendable usar la plataforma publicitaria que simplemente usa más la audiencia, hay que elegir la que mejor funcione para el tipo de producto o servicio que se va a ofrecer. No deberían ser iguales los anuncios que se muestran en Google Adwords que los mostrados en Bing ads o en Facebook ads.

Si se ofrece un producto o servicio que soluciona un problema que la gente está buscando soluciones, entonces la publicidad en Google o en Bing es perfecta. Aunque Google ha sido el líder en búsquedas durante muchos años. Bing ha estado creciendo y por la tanto es una plataforma a tener en cuenta.


Si el producto que se vende tiene que ser mostrado antes al público hay que considerara promocionarlo en vídeo en YouTube. La mayoría de gente obvia que YouTube es la segunda plataforma de búsqueda más grande del mundo.


Si el producto no es algo que la gente busque ni que se presente a ser explicado en vídeo se tendrá que tener en cuenta otras plataformas como Facebook o Instagram. Lejos quedaron aquellos días en que se ganaban de forma orgánica seguidores mediante promociones o simplemente publicando contenido en el perfil de Facebook. Actualmente aunque a muchos seguidores les interese una página, probablemente los mensajes no lleguen a todos ellos, se tendrá que invertir parte del presupuesto publicitario en dichas campañas para aumentar los seguidores.


Redirigir tráfico entre plataformas

Desplazar audiencias entre plataformas es caro y poco efectivo, aunque las plataformas no explican cómo funcionan la clasificación de los anuncios que usan sus algoritmos, en general, los anuncios que intentan enviar usuarios a otras plataformas no funcionan bien. Por lo tanto, se recomienda promover los vídeos de YouTube a través de Adwords, subir el vídeo en Facebook y promocionarlo independientemente desde esta plataforma.


No dimensionar correctamente el público objetivo

Dimensionar correctamente los usuarios que verán los anuncios es la clave para optimizar una campaña de publicidad digital. Si se generan anuncios con términos de búsqueda muy amplios puede que los anuncios no aparezcan porque los grandes jugadores de la industria gasten más dinero y simplemente sean superados.

Si se realizan campañas muy específicas se puede pecar del error opuesto, es decir, dirigirse a una audiencia tan pequeña que no se muestren los anuncios. En general vemos que es más beneficioso buscar públicos objetivos un poco más amplios.


Pujas contra uno mismo

Si se publican anuncios en la misma plataforma, dirigidos hacia la misma audiencia y con anuncios que envían a dos llamadas a la acción diferentes. Por ejemplo, uno manda a las personas a visitar la web y los otros a inscribirse en un Newsletter. Básicamente se estarán creando pujas contra uno mismo, incrementado el precio de los anuncios.

Es recomendable tener solo una llamada a la acción, usando dos os más anuncios para ver cuál de ellos funciona mejor.


Dejar los anuncios sin cambios durante mucho tiempo

Todas las plataformas publicitarias funcionan mejor cuando se actualizan y repasan los anuncios una vez a la semana, es el momento cuando se ve que un anuncio empieza a perder eficiencia y por lo tanto a generar nuevos anuncios o a optimizar los ya publicados. Además, permite ver las fluctuaciones de tráfico durante la temporada, algo imprescindible en algunos sectores como el ecommerce en fechas como las navidades o el turismo en la temporada de verano.